Páginas vistas en total

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Miedo...

21 de septiembre, madrugada.

Miedo… Estos días son extraños. Creo que sé donde estoy ubicado en tiempo y espacio, y ninguno de los dos lugares me son cómodos. De hecho no sé si alguna vez he estado cómodo. La vida me está alcanzando como si fueran oleadas muy fuertes y apenas puedo mantener el equilibrio. Sinceramente no creo poder aguantar mucho tiempo, me siento agotado y vacío, sin fuerza para aguantar otro golpe más. Hoy me restregaron esa palabra en mi cara: “miedo”, “miedoso”. No pude hacer nada más que reconocer que tenía razón. Y el que me lo dijera esa persona le da una dimensión aún mayor. Ella se ha convertido en algo que no logro identificar pero que sé que deseo. ¿Qué está pasando conmigo? Estoy caminando en un cuerpo que me es extraño, ajeno, que no importa si duerme cuatro o si vive despierto veinte horas al día. Si come o no lo hace. Vivo en una continua fuga, escuchando los deseos realizados de otros mientras que poco a poco dejo morir a esta persona que soy yo, “esta persona”, ni siquiera puedo decir mi nombre. Escucho tantos nombres y ninguno es el mío.

Tengo miedo.

La canción que escucho mientras termino este escrito es San Cosme y San Damián, de Enrique Bunbury. JC

1 comentario:

protaro dijo...

no hay que temer a algo mas que al miedo mismo...

:D